clickug

Regístrate GRATISAñade tus productos GRATISAccede

¡Crea una cuenta y publica tus noticias GRATIS!

Laura Smith339

Seguir

España Euskal Autonomia Erkidegoa Noticia nº208.556 Marcar esta noticia como inapropiada notificar un error técnico Incrementar el tamaño de los caracteres del texto Disminuir el tamaño de los caracteres del texto173 clics
Contacto:Laura Smith
contacto

10 de Septiembre de 2017  |   Tiempo de lectura: 3 minutoshttp://click.ug/9a9mMa

8 prácticas diarias que dañan nuestros dientes

Ver las imágenesrecomendar esta noticia por emailVer las citaciones standard de esta noticiaObtener dirección cortaaccede al código para integrar esta noticia en tu web
/Clickug/ Cuidar de nuestros dientes y, por tanto, de nuestra salud bucodental resulta, a priori, sencillo. Que si cepillar los dientes después de cada comida, usar hilo dental y colutorio, tomar chicles con xititol, evitar ingerir comidas ricas en almidón y en azúcares o bebidas carbonatadas,
no comer dulces…
Sin embargo, con hacer todas estas cosas nuestros dientes no estarán perfectos del todo. Sí, también tenemos que acudir a la consulta del dentista con frecuencia para que compruebe que todo está bien. Pero, ¿es todo esto suficiente?
Desde dentistas Donostia nos gustaría recalcar que, aunque no nos demos cuenta o pensemos que no tiene relevancia, hay ciertos hábitos que maltratan nuestros dientes y, por tanto, afectan a nuestra salud bucodental.
Usar tus dientes como herramienta
Hay ocasiones en las que no somos capaces de abrir una botella de refresco, o de agua, o un bote chiquitito de pegamento o un jarabe, y usamos nuestros dientes para hacer fuerza y desenroscar el tapón. Cuidado, está exponiendo a tu dentadura a un desgaste o una fractura inminente.
Cortar con los dientes
Tampoco es bueno que usemos nuestra dentadura para cortar papeles, hilos, envases de papel o cartón… Aunque nos parezca una buena solución, desgasta muchísimo nuestros dientes.
Morderse las uñas
Aparte de ser un acto bastante antihigiénico y que provoca heridas en nuestras manos, es una de las causas del bruxismo. El bruxismo no es otra cosa que un acto involuntario e inconsciente por el apretamos o hacemos rechinar nuestros dientes y que provoca molestias y dolores en muchas partes de nuestra cabeza.
Comer golosinas
Las chucherías ya sabemos que no son buenas para nuestros dientes por su alto contenido en azúcares, ya lo decía nuestra madre: “no comas tantas chuches que se te van a picar los dientes”. Sin embargo, comer dulces de goma es especialmente dañino con nuestros dientes. Al quedarse pegadas a nuestros dientes durante horas, el azúcar se convierte en ácido y daña nuestros dientes.
Comer patatas fritas
Como muchos otros alimentos, las patatas fritas contienen mucho almidón. Sin embargo, por ser un acompañamiento habitual en nuestras comidas o cenas, suponen un riesgo mayor que otros platos. Como ya sabemos, el almidón se convierte en ácido y se come nuestros dientes. Es importante, si comemos patatas, lavarnos los dientes lo antes posible y no olvidarnos de usar hilo dental.
Masticar hielo
Si eres una persona de alta sensibilidad dental esta práctica le aportará unos dolores horribles a tu mandíbula. Pero no solo eso, puede rajar o fracturar nuestros dientes si lo hacemos de manera habitual.
Morder objetos duros
Además de hacer fuerza con nuestros dientes o cortar con ellos para abrir ciertos envases, como señalábamos al principio del artículo, pondremos nuestra dentadura en riesgo cada vez que mordamos objetos duros tales como lápices o bolígrafos. Al igual que masticar hielo, puede provocar facturas.
Cepillarte muy fuerte o en horizontal
La manera en que nos cepillamos los dientes también influye en nuestra salud bucodental. No es suficiente con cepillarse con frecuencia, hay que saber cómo hacerlo para no dañar nuestras piezas dentales.
Cepillarnos con mucha fuerza o con un cepillo muy duro, puede dañar nuestras encías, retraerlas y provocar un exceso de sensibilidad dental. También es malo para nuestros dientes cepillarnos horizontalmente, pues estos movimientos se comen nuestro esmalte. Lo más aconsejable es hacerlo despacio, con suavidad, y en movimientos circulares.

Si sigues todos estos consejos tus dientes gozarán de una mejor salud. Y si tienes alguna duda, no dudes en consultar a tu dentista, estará encantado de ayudarte y proporcionarte información sobre cuáles son los hábitos más saludables para tu dentadura.
 
Difundido el:
10 de Septiembre de 2017
Actualizado el:
10 de Septiembre de 2017 05:52
Ubicación:
San Sebastián, Gipuzkoa, Euskal Autonomia Erkidegoa (España)
Fuente:
Laura Smith
Tipo:
Artículo de blog
Zona de impacto:
Internacional
Palabras clave:
dientes saludables, higiene bucal, salud bucodental, hábitos saludables
Imágenes

hábitos dentales

Contacto de comunicación
Nombre:
Laura Smith
Correo electrónico:
 

¡Integra esta noticia en tu web!

vista previa

USO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte contenidos relacionados con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Privacidad